Los sweaters son una indumentaria versátil: pueden usarse en ocasiones formales e informales, en invierno pero también en verano y, llegan a un amplio público de todas las edades y gustos. No obstante, existe en el mercado textil una diversa oferta productos –nacionales e importados-que nos impone la necesidad de saber cuándo un sweater es de buena calidad.

 

En este artículo, Black Fleece comparte algunos tips a tener en cuenta a la hora de elegir tejidos de punto.

Respecto del hilo, de lana o algodón, existen parámetros que caracterizan su desempeño: torsión, título (diámetro del hilado), resistencia, elongación y regularidad. Estas características se miden en ensayos de laboratorio, algunos de los cuales se realizan en las instalaciones de los proveedores y otros en organismos especializados. Black Fleece elige para sus prendas a los mejores hilanderías que garantizan la alta calidad de su principal insumo.

Si bien hay diferentes tipos de hilo, es aconsejable buscar materiales nobles, como lana merino (un tipo de lana más fina que la común, que se obtiene de la oveja merina), cachemir (proveniente de la cabra de Cachemira), alpaca (se extrae del animal homónimo), o mohair (la fibra procedente del pelo de la cabra de Angora). Está demostrado que todos estos materiales superan a los hilados sintéticos en lo que respecta a la durabilidad, rendimiento térmico, solidez del color, resistencia al lavado, a la luz y encogimiento. Black Fleece prioriza en la confección de las prendas el uso de fibras completamente naturales.

Por otra parte, también es importante prestar atención al modo en que se producen los sweaters. Si bien la mecanización de la confección es necesaria para la producción en serie, son pocas las marcas que incorporan detalles de terminación artesanal, lo cual constituye un diferencial de calidad.

La caída, el calce, y la textura de la prenda son otros indicadores que permiten inferir la calidad del producto. El etiquetado, finalmente es un buen atajo que da cuenta del nivel del producto. Las etiquetas deben estar fijadas a la prenda de manera permanente. Son recomendables las etiquetas de tela que son suaves y blandas. En Argentina existen penalidades si la composición real de la tela no coincide con la etiqueta colocada.

Leave your comment

Your email address will not be published.